Envío Gratis en todas nuestras proteínas.

¡Agrega éste sanador ingrediente a tu desayuno!

julio 04, 2018

Manzanilla y sus beneficios

Se ha demostrado en estudios científicos que la manzanilla resulta ser una planta con numerosos beneficios para nuestra salud y el tratamiento de diversos padecimientos o enfermedades desde tiempos muy antiguos no ha dejado de ser el té de la abuela para toda ocasión, después de un susto o un dolor de estómago, pues he aquí un poco de su ciencia tras ser ingerido y su efecto en nuestro cuerpo.


Esta avena con pepitas de manzanilla no es una excepción, elevando el alimento básico del desayuno a un tratamiento que induce al Zen. La manzanilla se usada para evitar la ansiedad, el insomnio, los dolores menstruales y los dolores de cabeza; para calmar el revestimiento del estómago; para ayudar a los bebés con cólicos; e incluso se sabe que vino al rescate de otras plantas enfermas en un jardín cuando se trasplantó de la naturaleza, por eso y más éste platillo puede resultar muy benéfico y poder tener en un frasco de cristal en tu refrigerador un poco siempre puede resultar de gran ayuda.


Harina de avena de manzanilla


Ingredientes


Método

  • Lentamente, hierve el líquido de tu elección en la estufa, luego bajar la temperatura a fuego lento.
  • Agregar la avena, las hojas y flores de manzanilla frescas o secas.
  • Cocinar a fuego lento durante menos de 7 minutos: aquí es donde entran las preferencias. Dependiendo de tu gusto puedes hervir mucho el líquido para que la planta esté muy suave o más dura. Durante el último minuto de hervir a fuego lento, agregar una cucharada colmada de avena y mezclar todo el tiempo. Me encanta la variación en la textura que esto proporciona. Cubrir con flores de manzanilla trituradas y con jarabe de arce como topping. Los complementos opcionales incluyen azúcar mascabado, mantequilla de maní, arándanos secos silvestres o leche fría de origen vegetal.

NOTA: La proporción de líquido a avena es de aproximadamente 2: 1, pero puedes experimentar con las proporciones. Para una versión más gruesa y consistente, mantener la relación 2: 1, pero para obtener un resultado de textura más suave y húmeda, agregue líquido para obtener una proporción de 3: 1. Comenzar con tu líquido de elección.

También puedes agregar la proteína en polvo en la avena preferentemente ya que la serviste en el plato no antes y ahí mismo mezclarla, le tendrás que agregar más líquido ya que la proteína en polvo dará espesor a la textura de tu avena. 


  1. Wang, Y., Tang, H., Nicholson, J. K., Hylands, P. J., Sampson, J., & Holmes, E. (2005). A metabonomic strategy for the detection of the metabolic effects of chamomile (Matricaria recutita L.) ingestion. Journal of agricultural and food chemistry, 53(2), 191-196.
  2. Srivastava, J. K., Shankar, E., & Gupta, S. (2010). Chamomile: a herbal medicine of the past with a bright future. Molecular medicine reports, 3(6), 895-901.
  3. Srivastava, J. K., Pandey, M., & Gupta, S. (2009). Chamomile, a novel and selective COX-2 inhibitor with anti-inflammatory activity. Life sciences, 85(19-20), 663-669.



Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.