Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Envio GRATIS a partir de $600

Antioxidantes: Todo lo que Necesitas Saber

Antioxidantes: Todo lo que Necesitas Saber | VidaBirdman

Lo que necesitas saber sobre los Antioxidantes

Los antioxidantes se han vuelto muy populares en el mundo del bienestar, ya que se les atribuye el rechazo de las enfermedades crónicas y el deterioro cognitivo, a la vez que mantiene nuestra piel suave y flexible. Son lo que le da a los superalimentos sus súper poderes. Ahora, profundicemos con ciencia: qué hay detrás de los antioxidantes, cómo funcionan, por qué los necesitamos y dónde los encontramos.

 

¿Qué son los radicales libres y cómo los combaten los antioxidantes?

Para empezar, no hay solo un "antioxidante". Antioxidante es una categoría de moléculas que abarca cientos de vitaminas, minerales y otros compuestos diferentes, que incluyen vitamina C, vitamina E, glutatión, melatonina, CoQ10, ácido alfa lipóico y más. Algunos antioxidantes son hechos por el cuerpo, pero la mayoría son absorbidos de los alimentos que comemos. Los antioxidantes protegen nuestras células de los radicales libres dañinos e incluyen docenas de sustancias basadas en alimentos de las que quizás hayas oído hablar anteriormente, como el betacaroteno, el licopeno y la vitamina C. Las fuentes de antioxidantes protegen al cuerpo de daños causados por cosas como una mala alimentación, tomar medicamentos e incluso de grandes cantidades de estrés.

En más detalle, los antioxidantes actúan como un sistema de defensa en el cuerpo contra el daño de los radicales libres y el estrés oxidativo. Los radicales libres son moléculas reactivas que se forman como un subproducto de las reacciones químicas normales en el cuerpo. Todo, desde la contaminación hasta algunos alimentos, e incluso la respiración, causan la producción de radicales libres. Contrario a la creencia popular, algunos radicales libres son buenos e incluso beneficiosos.  Los radicales libres ayudan al corazón en momentos de estrés, juegan un papel importante en la señalización celular y pueden ayudar al sistema inmunitario a combatir las bacterias.

Cuando hay demasiados radicales libres es cuando ya se convierte en un problema. Los radicales libres pueden dañar las células, alterar el ADN y afectar la función mitocondrial. Esto se debe a que tienen un electrón no apareado y quieren encontrarlo de mala manera. Básicamente, los electrones necesitan estar todos emparejados para que una molécula sea estable y feliz. Durante las reacciones y procesos químicos normales, los radicales libres han perdido uno de sus electrones, haciéndolos altamente reactivos e inestables. En un intento de sincronizar su electrón solitario, los radicales libres intentan "robar" uno de nuestras células sanas, dañando la célula en el proceso. Con el tiempo, este daño, llamado estrés oxidativo, puede degradar las células y dejarlas susceptibles a enfermedades cardiovasculares, trastornos neurodegenerativos y cáncer.

Ahí es donde entran los antioxidantes. Son el sistema de defensa natural del cuerpo contra los radicales libres. Los antioxidantes ofrecen uno de sus electrones a los radicales libres, neutralizando los radicales libres y previniendo daños a nuestras células. También son muy buenos en esto, evitando que el 99% de los radicales libres dañen nuestras células. Al proteger nuestras células, los antioxidantes mantienen a raya las enfermedades crónicas y aumentan la salud y la longevidad. El envejecimiento, la contaminación, el estrés y los pesticidas pueden aumentar la producción de radicales libres, sin mencionar nuestra dieta moderna, con demasiada comida frita y carne procesada, y puede ser difícil para nuestro cuerpo mantenerse al día. Especialmente si no se consumen suficientes alimentos ricos en antioxidantes.

Radicales libres

 

Dónde encontrar antioxidantes y cómo sacar el máximo provecho de ellos.

La mejor manera de aumentar nuestro sistema antioxidante es consumiendo una dieta saludable llena de frutas, verduras y granos integrales. ¡Aunque los productos animales tienen una pequeña cantidad de antioxidantes, se encuentran principalmente en las plantas! Las fuentes particularmente ricas incluyen el té verde, los arándanos, incluso las especias como el clavo de olor y la canela, y por supuesto los superalimentos como el acai, las bayas de goji y las semillas de cáñamo. Hay que tomar en cuenta y recordar siempre, que hay cientos de diferentes tipos de antioxidantes, y todos tienen características únicas. Diferentes antioxidantes funcionan de distintas maneras y en diferentes partes del cuerpo. Algunos incluso trabajan mejor juntos. Por ejemplo, la vitamina C aumenta la capacidad de la vitamina E de desarmar los radicales libres. El objetivo es consumir una dieta diversa llena de alimentos a base de plantas para obtener una buena variedad de antioxidantes todos los días.


Algunos de nuestros alimentos ricos en antioxidantes favoritos son:

  • Arándanos
  • Chocolate
  • Kale
  • Aguacate
  • Café
  • Matcha
  • Nueces
  • Tomates
  • Mangos

Por ejemplo, los arándanos contienen antocianinas que realmente cambian la forma en que las neuronas del cerebro se comunican y previenen la inflamación que daña las neuronas; también las bayas de Goji, el cilantro y el chocolate negro.

No todos los antioxidantes tienen que ser caros, por ejemplo puedes cocinar tomates y emparejarlos con aceite de oliva, lo que aumenta su contenido de licopeno, un antioxidante importante que se ha asociado con la reducción del riesgo de cáncer de próstata.

Otra excelente forma de obtener más antioxidantes es la cúrcuma. Esta increíble especia dorada, típicamente utilizada en la cocina hindú y que ahora podemos encuentrar en distintas cafeterías locales en la leche dorada, no solo actúa como un antioxidante en sí mismo, sino que también aumenta los antioxidantes de tu cuerpo. La curcumina, el ingrediente activo en la cúrcuma, desencadena la producción de antioxidantes en el cuerpo. No olvides la pimienta, que hace que la curcumina sea hasta un 2,000% más biodisponible.

Alimentos ricos en Antioxidantes

 

Otros beneficios de los antioxidantes

Los antioxidantes son obviamente importantes para la salud a largo plazo, pero ¿qué otra cosa pueden hacer por nosotros? Más allá de luchar contra el cáncer, la neurodegeneración y otras enfermedades crónicas, estos pequeños compuestos mágicos también pueden tener algunos efectos de salud más inmediatos. Si estás buscando beneficios más inmediatos y tangibles: los antioxidantes pueden mantener tu piel suave y sin arrugas. Algunos, como la melatonina, también pueden mejorar el sueño y la digestión, algo de lo que todos podríamos beneficiarnos. Otros antioxidantes, como el glutatión, ayudan a la desintoxicación e impulsan la salud general. Además, los alimentos ricos en antioxidantes tienden a ser más altos en otros nutrientes buenos para nosotros, como fibra, grasas insaturadas y fitonutrientes. ¿Qué conclusión hay aquí? Incorporar más antioxidantes en nuestra dieta es un hábito saludable increíble.

Antioxidantes


Compra tus productos Birdman

BIBLIOGRAFÍA:

  1. Bokkon, I. (2012). Recognition of functional roles of free radicals. Current neuropharmacology, 10(4), 287.
  2. Knight, J. A. (2000). Free radicals, antioxidants, and the immune system. Annals of Clinical & Laboratory Science, 30(2), 145-158.
  3. Aruoma, O. I. (1998). Free radicals, oxidative stress, and antioxidants in human health and disease. Journal of the American oil chemists' society, 75(2), 199-212.

← Publicación anterior Publicación nueva →

0 comentarios

Dejar un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados