BuenFin 15% de descuento en toda la tienda

Lo que necesitas saber del estrés y como usarlo a tu favor

por Emiliano Zárate Ulloa julio 31, 2018

desestresarte

El manejo del estrés es fundamental para la mayoría de los planes de salud, todos deseamos eliminar el estrés, ¿verdad? Pero no todo el estrés se crea de la misma manera. El estrés a menudo se ve como un estado totalmente negativo y perjudicial para la salud a largo plazo. Y sí, el estrés puede afectar negativamente nuestra capacidad para comer bien y hacer ejercicio, así como nuestro estado de ánimo y el disfrute de la vida. Pero eso es solo la mitad de la historia.


El estrés en nuestra vida se puede clasificar de dos maneras: estrés negativo o estrés positivo. Ambas categorías tienen implicaciones radicales en nuestros cuerpos, pero de dos maneras muy diferentes. La clave está en cómo utilizamos el estrés para nuestra ventaja.


El efecto del estrés negativo en el cerebro.

Cuando el estrés crónico y abrumador proviene de situaciones que están fuera de nuestro control y no están guiadas por nuestro propio propósito, se clasifica como estrés negativo. El estrés malo no solo afecta nuestra capacidad de funcionamiento, nuestra toma de decisiones y nuestro estado de ánimo, sino que también fuerza al hipotálamo -una región del cerebro que controla el sistema nervioso autónomo y la secreción de hormonas por la glándula pituitaria- a un estado frenético. El estrés hace que el cerebro libere adrenalina, cortisol y otras hormonas que pueden causar estragos: esta respuesta al estrés aumenta la inflamación, altera los procesos cerebrales y sobrecarga la tiroides, causando daños a corto y largo plazo a nuestra salud.


Estrés positivo y salud cerebral.

El buen estrés es en gran medida impulsado por nuestro propósito o los objetivos que nos fijamos. Este tipo de estrés se produce cuando el resultado final es realmente positivo, pero hay desafíos y cierta oposición en el camino. Está más dentro de nuestro control, y tenemos la oportunidad de crear cronogramas y establecer nuestros objetivos.


Un ejemplo de este estrés impulsado por el propósito es terminar una carrera universitaria o grado en la escuela. El resultado final abrirá las puertas, pero para llegar, debe embarcarse en un viaje que a veces es estresante con los exámenes y las fechas límite. El estrés positivo envía su eje neural-endocrino en un viaje completamente diferente al estrés negativo, uno que fortalece la salud del cerebro al crear conexiones neuronales adicionales y reducir la inflamación. El estrés positivo en realidad puede ser el eslabón más fuerte de la cadena para proteger su salud cerebral a largo plazo.


5 pasos para mejorar el manejo del estrés

Dado que el estrés puede ser positivo o negativo, ¿qué significa "controlar" el estrés? Para empezar, las personas deben dejar de agrupar todo el estrés en la misma categoría. La idea es reducir el estrés negativo y aumentar el estrés positivo, que actualmente es una habilidad infravalorada y olvidada. Entonces, ¿cómo podemos categorizar y manejar el estrés de manera efectiva para preservar y proteger nuestros cerebros? Aquí hay cinco pasos para una transformación total del manejo del estrés:



  1. Identificar.

Lo más poderoso que puedes hacer para controlar tu estrés es identificar qué es lo que te está estresando. Pon la pluma al papel y escríbelo. No escatimes en este proceso; a veces tenemos que cavar profundo para descubrir qué es lo que está causando más estrés en nuestras vidas.


  1. Clasificar.

Clasifique las tensiones que ha identificado como positivas o negativas. Recuerde que el estrés malo a menudo es causado por las dificultades que nos suceden o que no aumentan el valor de nuestra vida (llanta reventada en un automóvil nuevo), mientras que con frecuencia introducimos buenos factores estresantes para mejorar alguna área de la vida (entrenamiento para un maratón).


  1. Priorizar.

Sabemos que habrá algunos de los dos tipos de estrés en nuestras vidas, por lo que es importante prestar atención a lo que podemos controlar y lo que está fuera de nuestro control. Es importante priorizar su estrés para ver las tensiones negativas de las que podría librarse o pararse por el momento, qué tiene que permanecer, y dónde podemos soportar agregar más estrés positivo a nuestras vidas para mejorar nuestro sentido de propósito y salud a largo plazo Se trata de clasificar los factores estresantes en nuestras vidas de una manera organizada y reevaluar constantemente nuestros niveles de estrés en general.


  1. Disminuir el estrés negativo.

Cualquier factor estresante negativo opcional debe ser aliviado. ¿Puedes hacer cambios en un ambiente de trabajo tóxico? ¿Puedes cambiar tu presupuesto para rebajar las cargas financieras? ¿Hay relaciones no saludables que necesitan ser cortadas? Deberíamos explorar todos y cada uno de los estresores negativos en nuestras vidas y decidir si hay algo que podamos hacer para disminuir su destrucción o erradicarla por completo.


  1. Aumentar el estrés positivo.

Mientras que el estrés negativo puede comprometer nuestra salud, el estrés positivo es vital para que podamos prosperar. ¿Dónde y cómo podemos agregar estrés positivo a nuestras vidas? Hay tres pilares de estrés positivo que pueden ayudarlo a explorar más a fondo.


Complejidad: se trata de actividades multidimensionales de la vida real que involucran múltiples aspectos de nuestro cerebro a la vez: visoespacial, resolución de problemas, lenguaje, recuerdo a corto plazo, juicio, cálculo. Cada vez que tomamos una clase, leemos un libro o aprendemos algo nuevo, agregamos un estrés positivo complejo a nuestras vidas.


¿Hay un nuevo desafío de aprendizaje en el que podría embarcarse?

Desafío: participar en actividades complejas puede ser muy fácil después de un tiempo. Similar a la forma en que tenemos que aumentar la cantidad de peso que levantamos para fortalecer el cuerpo, tenemos que aumentar la tensión en nuestras mentes y cuerpos para continuar mejorando en algo. Ya sea física o mental, ¿qué podrías desafiar y llevar al siguiente nivel?

Propósito: Nuestro propósito es el motor detrás de todas nuestras actividades; y se trata de nuestros objetivos de vida a largo plazo. ¿Qué quieres de tu vida y qué mini metas puedes establecer para llegar allí? Estas actividades generan cantidades profundas de estrés positivo que afectan todo, desde el sistema límbico (las emociones) al hipotálamo y la hipófisis (neural / endocrino), a la respuesta inmune / inflamatoria.


Nada es más protector para el cerebro que el estrés positivo, y nada es más perjudicial para nuestras vidas que el estrés negativo. Mientras que el estrés negativo a menudo es inevitable, siempre hay espacio en nuestras vidas para reducir y reestructurar nuestro estrés para la mejor salud posible del cerebro.




Emiliano Zárate Ulloa
Emiliano Zárate Ulloa

Autor

Nutriólogo Clínico y Homeópata . Experto en salud integral.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Te recomendamos también:

Sistema Linfático saludable
Sistema Linfático: Qué es, Cuidado y Tips Saludables

por Emiliano Zárate Ulloa noviembre 18, 2018

Leer artículo

9 Colaciones Saludables Para tu Día a Día
9 Colaciones Saludables Para tu Día a Día

por Emiliano Zárate Ulloa noviembre 12, 2018

Leer artículo

enzimas digestivas
Enzimas Digestivas: Qué Son, Qué Tipos Hay y Su Función

por Emiliano Zárate Ulloa noviembre 05, 2018

Leer artículo