PROTEÍNA VEGETAL VS. PROTEÍNA ANIMAL

diciembre 20, 2016

PROTEÍNA VEGETAL VS. PROTEÍNA ANIMAL

Hoy en día nosotros podemos tener una dieta basada en alimentos de origen vegetal como el veganismo o vegetarianismo, sin tener deficiencias nutrimentales. El mayor miedo que tiene la gente hacia la dieta vegetariana es que puede ser carente en proteínas. Siempre se ha mantenido a discusión este tema, y poniendo en duda si ese estilo de vida realmente cubre el requerimiento de proteínas para vivir en plenitud. Ahora ya se han dado a conocer proteínas vegetales en polvo para cubrir esos requerimientos que necesitamos de una manera más sencilla, sobretodo para vegetarianos, veganos, o personas que tienen tendencia a alimentos de origen vegetal.


El utilizar estos complementos nutricionales no es exclusivo para veganos y vegetarianos es excelente también para cualquier otra persona que busca reducir su ingesta de alimentos cárnicos pero sin perder su consumo de proteínas sin absolutamente ningún problema. E incluso los deportistas de alto rendimiento veganos se están dando a conocer en la actualidad, cada vez son más lo que promueven este estilo de vida. Las dietas que más se están recomendando en nuestra época son las bajas en productos cárnicos y altos en alimentos frescos, no procesados, orgánicos y de origen vegetal. La humanidad está cambiando de conciencia, buscan algunos equilibrio, y muchos están buscando precisamente reducir el consumo de productos o alimentos de origen animal, ya que además de no ser tan saludables para nosotros, tampoco lo son para nuestro planeta.


Pero, ¿Por qué habría yo de cambiar mi estilo de vida? ¿Qué beneficios aporta una dieta abundante en proteínas vegetales y alimentos vegetales? Aquí mencionaremos algunos puntos importantes que te harán cambiar de conciencia:

Las Fuentes de proteína de origen animal son altas en hormonas…

En los seres humanos se ha detectado un mayor riesgo para algunos tipos de cáncer relacionado con la toma de hormonas esteroides, como en el caso de las terapias de reemplazo hormonal.

¿Qué efecto tienen los antibióticos de los alimentos de origen animal en nuestra salud?

Los antibióticos son necesarios para mantener en aparentemente “bien” a los animales de ganadero que viven en pésimas condiciones de salubridad en la mayoría de los casos. Por lo mismo son propensos a enfermedades e infecciones y se les tienen que aplicar altas dosis de antibióticos. Ya se han incentivado reportes que informan que el consumo de antibióticos en la carne fomenta a que sea genera una resistencia en ciertas bacterias, haciendo más difícil la batalla contra las enfermedades.

 ¿Qué otros peligros tiene la dieta alta en proteína animal?

El alto contenido de clembuterol, esta sustancia anabólica promueve el rápido crecimiento de los músculos. El consumo de carne contaminada con clenbuterol causa intoxicación crónica en humanos y una inmediata reacción (30 min. a 4 hrs.), cuyos síntomas principales son: dolor de cabeza, angustia, temblor, taquicardia, palpitaciones, malestar general. Además de que una dieta alta en carnes rojas sobre todo, es rica en radicales libres que son los que nos provocan el envejecimiento, y si los frecuentamos en nuestra dieta sufriremos de envejecimiento prematuro. Por si fuese poco su alto efecto de acidez en nuestro organismo produce irregularidades en nuestro cuerpo, y deteriora nuestra salud enormemente.

La huella ecológica de la industria cárnica

El consumo excesivo de carne no solo afecta a la salud de las personas sino que también perjudica al medio ambiente.

  1. La superficie que ocupan las áreas de pastizal
  2. El agua para los cultivos de los animales
  3. El agua que se consume por animales
  4. Los gases de efecto invernadero provocados por las flatulencias de los animales

Según la FAO, actualmente un 14,5% de los gases de invernadero que se emiten por ganado vacuno a la atmósfera—, y la energía necesaria durante el proceso de producción de insumos.

Para que una vaca produzca un kilo de proteína, debe consumir alrededor de  16 kilos de cereales. Por ello, producir carne es muy oneroso y sería más efectivo alimentar personas con los cereales que se destinan a la engorda del ganado. El cereal es solo una parte de la huella ecológica  de la industria cárnica. El agua es otro de los factores limitantes: mientras que para cultivar un kilo de maíz se necesitan 1,500 litros de agua, uno de carne requiere 15,000 litros.

En conclusión es lo más recomendable  es una dieta alta en alimentos vegetales y las proteínas de origen vegetal son más sanas, gracias a que cuentan con menos grasa y por tanto con menos colesterol,  tomando en cuenta que los accidentes cardiovasculares son la principal causa de muerte hoy en día epidemiológicamente hablando. ¿Te animas a comprobar el gran poder de el reino vegetal?




Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.