ENVÍO GRATIS COMPRANDO ARRIBA DE $450

Guía Rápida sobre las Mantequillas de Frutos Secos

por Emiliano Zárate Ulloa noviembre 20, 2019

¿Cómo hacer Mantequillas Saludables de Frutos Secos?

Mantequilla de frutos secos

¡Las mantequillas de nueces están en auge! Y no creas que por casualidad o moda, en verdad que es una tendencia que llegó para quedarse por sus innumerables beneficios a la salud. Es por eso que muchos nutriólogos las recomendamos y nos encanta emplearlas en innumerables recetas de nuestros menús para pacientes.

Las mantequillas de frutos secos son un combo de dos macronutrientes, grasas saludables y proteínas de origen vegetal.  Además de que saben delicioso, son realmente versátiles a la hora de emplearse en cocina, agregando más sabor a platillos, ensaladas, postres, smoothies, etc. ¡Y hay sabores deliciosos a elegir y cada una ofrece algunas ventajas distintas!

Pero no tan rápido, hay que tomar en cuenta que para gozar de todos los beneficios posibles saludables tienen que ser lo más caseras y naturales posibles. Muchas mantequillas que encontramos en el súper contienen altas cantidades de azúcar refinada, grasas hidrogenadas y es por eso que es importante también checar su calidad o mejor aún hacerlas en casa con un procesador de alimentos.

Hablando de conocer los ingredientes, hacer tu propia mantequilla de nuez te permite experimentar un montón. Aquí hay un secreto culinario que a menudo se olvida: puedes hacer mantequilla con nueces y semillas. Puedes mezclar tus nueces y semillas y agregar especias, las que desees para darle un toque de sabor extra.


¿Cómo hacer tu propia mantequilla de frutos secos?

Frutos secos

Primero, elige tus nueces. Esto puede ser cualquier tipo de nuez: pistachos, nueces de macadamia, almendras, macadamia, nueces de la india, nueces y cacahuates. También puedes hacerlas de semillas como pepitas o semillas de calabaza, y, por supuesto, puedes mezclar tus nueces y semillas.

El siguiente paso es asar las nueces. Esto se puede omitir y entonces simplemente tendrás una mantequilla de nuez cruda, pero tostar las nueces ayuda a desbloquear sus nutrientes y aumenta su perfil de sabor

Para asar, simplemente precalentar el horno a 350 grados Fahrenheit, luego extiende las nueces y semillas en una sola capa en un sartén. Asar hasta que las nueces se están poniendo doradas, lo que será de 5 a 15 minutos, dependiendo del tamaño de la nueces. ¡Solo ten cuidado de que no se te vayan a quemar, échales ojo!

Ahora, agrega tus nueces a un procesador de alimentos o una licuadora de alta potencia. Comienza a procesar las nueces. Al principio, se debe formar un polvo (conocida como harina de nueces), y luego una pasta grumosa. Ten paciencia, deja que la licuadora o el procesador de alimentos funcionen durante 10 a 15 minutos, raspando los lados cada pocos minutos. Justo cuando has perdido toda esperanza, los aceites de las nueces se liberarán, y una mantequilla de nuez cremosa y rica aparecerá como por arte de magia.


Cómo personalizar tu propia mantequilla de frutos secos con sabor.

En primer lugar, querrás agregar sal marina al gusto, procesándola durante un minuto o dos hasta que esté bien sazonada. Al mismo tiempo que agregues la sal, puedes agregar cualquier cantidad de mezclas. Estos son algunos combos deliciosos que les recomiendo bastante:


Mantequilla de nueces y almendras de lavanda

Usa almendras como base, luego agrega una lavanda culinaria seca, un chorrito de extracto de vainilla y una llovizna de miel, cuando agregue la sal. Procesa hasta que quede suave.


Mantequilla pistacho y cardamomo

Usa pistachos como base, luego agrega una pizca de cardamomo y una llovizna de pasta de dátiles cuando agregues la sal. Procesa hasta que quede suave.


Mantequilla de Pastel de calabaza

Usa nueces de la india como base, luego agrega una pizca de especias de Pumpkin Spice y una llovizna de jarabe de maple cuando agregues la sal. Procesa hasta que quede suave.


Mantequilla estilo Nutella

Usa las avellanas como base, frotando las cáscaras con un paño de cocina limpio después de asarlas antes de procesarlas, pero muy poco por que tienden a tostarse rápido. Agrega el extracto de vainilla, una llovizna de jarabe de maple y una generosa llovizna de chocolate negro derretido cuando agregues la sal. Procesa hasta que quede suave.

 

Mantequilla de frutos secos con proteínas adicionales

Use la nuez que desees como base, luego agrega unas cucharadas de semillas de hemp o cáñamo sin cáscara cuando agregues la sal. Procesa hasta que quede suave. Guarda todas las mantequillas de nueces a temperatura ambiente durante algunas semanas o, mejor aún, en el refrigerador para proteger las delicadas grasas.

 

Después de leer este artículo seguramente vas a empezar a hacer todas las mantequillas de nueces del mundo y tendrás visitas en tu casa cada vez más seguido porque todxs van a querer probar tus invenciones. ¡Que no te agarren desprevenidx! Checa este blog post donde te decimos cómo hacer distintos tipos de quesos veganos para que sigas maravillando a tus amistades cada vez que te visiten.

También puedes explorar nuestro Blog Birdman para más consejos sobre ecología, salud, fitness e incluso deliciosas recetas veganas con diferentes grados de dificultad, ¡hay para todos los gustos!

Compra tus productos Birdman




Emiliano Zárate Ulloa
Emiliano Zárate Ulloa

Autor

Nutriólogo Clínico y Homeópata . Experto en salud integral.


Dejar un comentario


Te recomendamos también:

5 Alimentos para el Cerebro
5 Alimentos para el Cerebro

por Emiliano Zárate Ulloa diciembre 11, 2019

Leer artículo

La Guía del Afeitado Zero Waste
La Guía del Afeitado Zero Waste

por Emiliano Zárate Ulloa diciembre 06, 2019

Leer artículo

La Espelta: Propiedades y Beneficios
La Espelta: Propiedades y Beneficios

por Emiliano Zárate Ulloa diciembre 06, 2019

Leer artículo